Llegamos a final de semana, con otro grupo que ya es familia. Dejando un sinfín de experiencias y aventuras, visitando las Brothers, la zona de Sáfaga, nuestros espectaculares pecios, y el Parque Nacional de Ras Mohammed con la compañía de viejos amigos venidos de Madrid, Catalunya, Zaragoza, Navarra y Mallorca.

Empecemos la semana visitando la siempre increíble Shark & Yolanda Reef, para acto seguido poner rumbo a Brothers. Una semana más el viento ha querido ser nuestro fiel compañero de viaje, pero este no mermó las ganas de nuestros intrépidos visitantes a aventurarse a explorar estas aguas, fuimos recompensados con la visita de un tímido tiburón longuimanus y un gris.
Volvemos a visitar el Salem Express en Safaga, un pecio que tanto por sus dimensiones como triste historia te deja el corazón en un puño, pero promete ser uno de los buceos más recordados de la semana. A pesar del gran número de visitas por parte de nuestros amigos a las aguas del Mar Rojo, para muchos ha sido la primera visita a este majestuoso pecio.

Seguimos rumbo al Norte y paremos para dormir y bucear en Gubal, el Barge es un buceo que jamás defrauda, las espectaculares morenas del pecio hicieron acto de presencia. Siguiente parada Thistlegorm, es el momento que todos esperan ansiosos. Empezamos con un buceo a media tarde disfrutando de los tanques, el cañón, la antiaérea…. los ruidos de los delfines nos acompañan durante toda la inmersión como si supieran que pronto acudiríamos a su cita… antes de la puesta de sol hacemos nuestra habitual visita a nuestra querida familia de delfines residentes de la zona para que hagan las maravillas de todos, sin lugar a duda una de las mejores experiencias que todo amante del mar sueña con cumplir, la complicidad que nos hacen sentir estos animales es algo fuera de lo común. 

Llegamos a la esperada nocturna del Thisltlegorm, una garantía en todos los aspectos, la oscuridad juega un papel fundamental para imprimir ese toque de misterio a la hora de visitar sus bodegas, el paseo final por cubierta antes de realizar la parada de seguridad es otro de los puntos que se quedarán seguro en la retina de nuestros intrépidos amigos.
Se aproxima el final nuestra semana y regresamos a Ras Mohammed para realizar nuestro último día de buceo y poder dormir cerca de una paradisiaca lengua de arena blanca donde disfrutaremos juntos de un día de sol, risas y un vermut muy “tipical Spanish” con embutidos y cervecitas bien frescas.

Ha sido una semana maravillosa, que bonito es volver a ver viejas amistades, hacer de nuevas, y compartir lo que más nos gusta hacer con todos ellos.

¡Gracias por vuestra confianza! Amenazan con volver y para nosotros y nuestra tripulación serán un placer volver a recibirles para explorar juntos los tesoros de los fondos del Mar Rojo, hasta la próxima amigos.
Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.
Puedes aprender más sobre qué cookies utilizamos o desactivarlas en los "Ajustes"